Ha llegado el momento de dejar de esconderse

Hace tiempo que temo.

Temo que sepan que he vivido cosas, que tengo malos recuerdos, miedos, defectos. Temo que sepan que me han hecho daño, que sufro, que lloro, que no todo en mí es bueno. Temo que sepan que un día hice el ridículo, que se metieron conmigo, que fui humillada o yo misma me humillé, que no supe comportarme o que me equivoqué.

Temo que sepan quién soy.

Negro_y_Gris

 

Pero eso ya se acabó. Se acabó el tener miedo de que alguien alce la voz por mí, porque voy a hacerlo yo.
Porque no siempre soy feliz, porque lloro, tropiezo, me enfado, siento ansiedad, golpeo las paredes, grito. No siempre soy simpática y cometo muchos errores. Soy despegada, insegura, temerosa, orgullosa. Soy impulsiva, arrepentida, angustiada.

Pero soy yo.

Fortaleza

También soy fuerte, buena, inteligente, responsable.

Soy la persona que ha sobrevivido a todo lo malo y ha aprendido de ello.

La que nunca deja de crecer. Y ahora estoy aquí.

 

Confianza trémula

Desde que publiqué Negro y gris temí que me conocieran. Temí que llegaran desconocidos y leyeran algo que ha salido de mí, que leyeran mi biografía o lo que escribo. Temí como una estúpida porque no me he querido lo suficiente. Temí como si esto que soy fuese algo malo. Como si no hubiera más gente que ha tenido problemas, que ha llorado, que ha tenido una pataleta, que ha fallado. Como si acaso no todos tuvieramos miedo.

Y estoy cansada de eso. No me voy a avergonzar de quién soy. Quien soy me ha llevado hasta aquí, a escribir, a lograr lo que he logrado. Sí, que algunos me critiquen, pero que otros me admiren. Ser quien soy me ha llevado a que muchos quieran leerme, que me pidan más, que esperen más, que me den las gracias. Y eso es más grande.

Seguiré creciendo, y tendré miedo. Seguiré creciendo, y fallaré. Seguiré creciendo, y aprenderé. Y seguiré evolucionando. Y me querré.

ANA ORGAZ

Deja un comentario