Parte 1

Algo curioso a la hora de escribir una escena en un capitulo, una pequeña historia o un cuento, es el hecho de que muchas veces el escritor no puede expresarla en el papel. Nos faltan palabras para describir la escena y el sentimiento de ese punto de la historia.

Esta dificultad es muy común en nuestro mundo. Los más veteranos en el arte de escribir, sean escritores profesionales o adiestrados en el mundo de la ficción amateur, podemos emplear bastante tiempo creando una escena que capte todos los detalles de los dramas de una historia o de un personaje al que hemos dado una vida. Muchas veces necesitamos bastante de nuestra esquiva amiga la inspiración para hacerlo.

Pintar la escena

La descripción de una escena se puede dar solo por la descripción de las acciones de los personajes, de su interacción con otros personajes o incluso de sus pensamientos a medida que transcurren las acciones. Estos consejos van para los jóvenes escritores (y quizás, también para los más antiguos), que tengan estas dificultades.

La_poesía_como_recurso

Según las palabras del inmortal Borges:

«Un poema tiene que transmitir un sentimiento y un momento preciso».

Es la expresión de un sentimiento exacto de las palabras, cuya misión es conectar con el lector y transmitirle ese sentimiento esencial. Los mejores poemas y los mejores poetas, saben transmutar las palabras en sentimientos. Para ello elegí  algunos fragmentos de uno de los poemas famosos que puedan expresar este sentimiento. El siguiente ejemplo es del poema “Farewell” de Pablo Neruda:


Desde el fondo de ti, y arrodillado,
un niño triste, como yo, nos mira.
Por esa vida que arderá en sus venas
tendrían que amarrarse nuestras vidas.
Por esas manos, hijas de tus manos,
tendrían que matar las manos mías.
Por sus ojos abiertos en la tierra
veré en los tuyos lágrimas un día.


Amo el amor que se reparte
en besos, lecho y pan.
Amor que puede ser eterno
y puede ser fugaz.
Amor que quiere libertarse
para volver a amar.
Amor divinizado que se acerca
Amor divinizado que se va.)


Ya no se encantarán mis ojos en tus ojos,
ya no se endulzará junto a ti mi dolor.
Pero hacia donde vaya llevaré tu mirada
y hacia donde camines llevarás mi dolor.

Fui tuyo, fuiste mía. Qué más? Juntos hicimos

un recodo en la ruta donde el amor pasó.

Fui tuyo, fuiste mía. Tu serás del que te ame,
del que corte en tu huerto lo que he sembrado yo.

Yo me voy. Estoy triste: pero siempre estoy triste.
Vengo desde tus brazos. No sé hacia dónde voy.
…Desde tu corazón me dice adiós un niño.

Y yo le digo adiós.

 

Al leer estos fragmentos del poema, vislumbramos una imagen de una escena romántica que logra transmitir sentimientos como la tristeza, la nostalgia y la alegría. Si el escritor así lo desea, podemos darnos un poco de libertad para crear esa escena o bien usar estas palabras para la narración.

El primer consejo será, al tener alguna dificultad con una escena o darle profundidad a un sentimiento leer un poema para invitar a la inspiración o usarlo como marco de escritura.

Daré otro ejemplo, respetando la esencia que hemos visto anteriormente, para el siguiente consejo. Esta vez del poema “Muerte en Buenos Aires” de Borges:

Pero yo quiero demorarme en el pensamiento
de las livianas flores que son tu comentario piadoso
-suelo amarillo bajo las acacias de tu costado,
flores izadas a conmemoración en tus mausoleos-
y el porqué de su vivir gracioso y dormido
junto a las terribles reliquias de los que amamos.

Dije el enigma y diré también su palabra:
siempre las flores vigilaron la muerte,
porque siempre los hombres incomprensiblemente supimos
que su existir dormido y gracioso
es el que mejor puede acompañar a los que murieron
sin ofenderles con soberbia de vida,
sin ser mas vida que ellos.

Simbología

Exactamente la última estrofa es aquella en la que deseo poner atención. La siguiente estrofa, podemos utilizarla para la creación de una escena dramática. Por ejemplo un escritor puede crear la siguiente escena:

La muerte, representada por una mujer hermosa, toma una rosa de la tumba de un difunto. Un hombre que despierta, mira a su alrededor y no recuerda que ha pasado. Ve aquella mujer  intrigado por su belleza y al ser la única persona alrededor, le pregunta:

― ¿Te gustan las flores?

Y finalmente, la muerte puede responder con ese pequeño fragmento del poema. Sería una manera sutil por parte del escritor de decir que él está muerto o de decir que ella está interesada en él.

Aquí esta otro consejo que puedo darles: Un fragmento de poesía es sutil a la hora de decir algo. También puede generar suspenso, duda, remarcar un punto importante de la trama que se desarrolla y también puede ser parte del carácter de un personaje.

 

Y tú ¿qué opinas? Puedes dejar tus comentarios a continuación.

Continuará…

La_poesía_como_recurso

Deja un comentario